2028 East 4th Ave, Hialeah, FL, 33010, United States

     
 

René V. Revert
 
  Una Vida al Servicio de la Sociedad Teosófica  
     
            El presente trabajo pretende, de forma sencilla, rendir homenaje al  hermano René Valdez Revert, quien dedicara su vida a la teosofía y la Sociedad Teosófica. Nótese que este trabajo no constituye en modo alguno una biografía de su vida, sino más bien como fue su actividad en la Sociedad Teosófica. Ahora que René no está físicamente entre nosotros, los nuevos miembros que se  formen en nuestra logia no tendrán la suerte de poder conocerlo. Inevitablemente, la historia de nuestra logia seguirá enriqueciéndose y por tanto, debemos entonces rescatar la memoria de su obra para que siga formando parte de esa historia. De modo que creemos necesario un trabajo como el presente, para en cierta forma ayudar a darle al hermano René el merecido lugar que siempre tendrá en la Logia Latina Jinarajadasa.  
     
            El hermano Revert nació en La Habana, Cuba el 30 de Septiembre de 1920. Su niñez no fue nada fácil. Después de perder su Madre con apenas nueve años de edad, paso por toda una serie de sinsabores debido al inapropiado trato que recibió de algunos familiares con los que eventualmente tuvo que irse a vivir. Estudio Mecanizado en la Escuela de Artes y Oficios de La Habana. Una vez graduado, trabajo como operador de Maquinas Herramientas en algunos puestos esporádicos. En el año 1940 conoce a Cristina Linares, quien se convertiría mas tarde en su futura esposa. René solía reunirse con algunos amigos para conversar, entre estos un profesor de Idiomas que vivía de manera muy sencilla y era muy buena persona. Conversaban de muchos temas y a veces debatían sobre temas espirituales. Valga decir que por aquel entonces, René era un ateo acérrimo. Aun así, de aquellas conversaciones surgieron inquietudes y pronto se vio lleno de preguntas sobre Dios, el hombre, la Vida, etc. sin saber dónde ni cómo empezar a buscar respuestas. Aproximadamente a los veinte y tres años de edad, René sale para Estados Unidos. Ya en EUA, reanuda sus estudios de Mecanizado en el City College en New York. Allí también toma cursos de Filosofía y Letras.  
     
  Encuentro con la Teosofía  
     
            En una ocasión, una amiga de la mama de Cristina se encontraba enferma. Esta señora vivía muy modestamente y disponía de pocos recursos. Ella llama a la casa de René pidiendo ayuda porque necesitaba algunas cosas. René enseguida fue a visitarla cargado de víveres y medicinas. Ese día, estando René al lado de la cama donde estaba la señora, le llamo la atención cierto papel que vio. Pidió permiso para leerlo y ella le dijo ".si, como no. Eso me lo manda siempre el presidente del grupo de estudio." René estaba leyendo un programa de una logia de la Sociedad Teosófica. Especialmente, le llamo la atención la frase "No Hay Religión Más Elevada Que La Verdad". Esta logia oficiaba en Español. Enseguida manifestó su interés a la señora, averiguo los horarios del grupo y después de este primer contacto su vida quedaría marcada para siempre en pro de la Sociedad Teosófica. Esto sucedía en el año 1950.  
     
  Primeros pasos en la Sociedad Teosófica  
     
            Enseguida empezó a asistir tratando de no perder un solo día. Para esto, tenía que manejar un total de ochenta millas todos los Sábados. Le gustaba que su esposa Cristina Revert asistiera también a la logia. A tal efecto, Cristina, acompañada de otra miembro de la ST,  tomaba un autobús hasta la Pensilvania Station; donde tomaban un tren hasta el Este de New York. Allá René las recogía e iban a comer algo para entonces seguir para la logia.

          Desde el comienzo, manifestó un vivo interés por el conocimiento teosófico y leía con mucha avidez. Eventualmente, su conocimiento de la Teosofía se fue haciendo más sólido y comenzó a colaborar dando charlas. Pronto en aquel grupo se hiso notar la rectitud de su carácter, ahora enriquecido de la moral teosófica. En una ocasión, alguien en la logia propuso reunir dinero entre todos los miembros con el objetivo de usarlo como dinero de préstamo para ser después colectado con intereses. Inmediatamente, René manifestó su desacuerdo con la idea dejando claro que el dinero de la logia no debería usarse de esa manera. Otros hermanos lo secundaron destacando el hecho de que resultaba vergonzoso que tuviese que ser el más joven quien diera el ejemplo. De mas esta decir que aquella propuesta no fue aprobada. Aproximadamente, en el año 1953 René decide hacerse vegetariano. Esto y sus cualidades personales, le permitieron que unos tres años más tarde ingresara a la Escuela Esotérica, en Marzo de 1956. Debido al interés que demostraba y a la aceptación que tenia, eventualmente René llego a ser electo presidente de esa logia lo cual sirvió en varios términos. Una vez presidente, siempre vistió de traje alegando que el presidente de un grupo debía mostrar un ejemplo de elegancia y respeto. Para ello llevaba el traje para el trabajo y como tenían baños para los empleados, se bañaba y se cambiaba de ropa para ir a la logia.
 
     
  Actividad en Miami  
     
            A principios de la década del 70, René y Cristina deciden mudarse para la Florida. Aquí René enseguida busco como reanudar sus pasos en la Teosofía y lo encontró en la logia de habla inglesa "The Miami-Dade Study Group". René había estudiado Ingles y  por lo tanto no tenía ningún problema con las charlas que se daban en la logia. Incluso en más de una ocasión presento en este grupo charlas teosóficas. Sin embargo habían otros hermanos que no entendían muy bien el Ingles y como ya sumaban unos cuantos, René y otros hermanos hispanos decidieron formar un nuevo grupo pero de habla hispana. Este nuevo grupo se llamaría la "Logia Teosófica Hispanoamericana". Una vez fundada esta primera logia en Español, René procedió a fundar y dirigir la Escuela Esotérica. Esta logia estuvo operando por un tiempo hasta que al cabo de unos tres años se fragmento debido a situaciones internas. De nuevo René se dio a la tarea de formar otro grupo de estudio al que le dieron por nombre "Logia Latina Jinarajadasa". Es de aclarar que gracias a la gentileza de los hermanos masones, les fue posible usar el local del Templo Masónico como solución inmediata hasta que pudiesen alquilar uno. Con el tiempo y por invitación de estos, René se hizo compañero masón.

          En la Logia Jinarajadasa se dieron lugar cosas muy bonitas dignas de mencionar. Por ejemplo, en una ocasión para celebrar el 28 de Enero, día del natalicio de José Martí y como parte de las actividades realizadas por la Orden de Servicio de la ST, Cristina se dio a la tarea de hacer una colecta de artículos de canastilla para regalárselo al primer niño que naciera ese día. Unos hermanos compraron ropa, otros juguetes, incluso hablaron con algunas tiendas y resolvieron una cuna y otros artículos verdaderamente costosos. La colecta fue donada a nombre de la logia Jinarajadasa a una familia dominicana que vivía con muy pocos recursos. De mas esta decir lo contentos que se pusieron estos al recibir tal inesperada sorpresa.
 
     
  Conducta  
     
            René siempre estaba presto a ayudar. El salía para la logia con buen tiempo de antelación para así poder recoger a aquellos hermanos que no disponían de medios para ir, y después los llevaba a sus respectivas casas. Era de los primeros en preocuparse y visitar a hermanos enfermos y ayudarlos. También es de destacar que durante varios años ofreció su casa como local para las reuniones de la Escuela Esotérica del Miami-Dade Study Group. Debe mencionarse también que siempre estuvo dispuesto para apoyar a las personas que como el asumían la presidencia, tales como su esposa Cristina y el hermano José Gallo.

          René y Cristina mantuvieron siempre una buena comunicación y estrecha relación con los líderes de la Sociedad Teosófica, tanto nacional como internacional. Ellos asistían a las convenciones teosóficas, incluyendo la del centenario, donde René se las arreglaba para hacer nuevos amigos y relaciones dentro de la Teosofía. También en innumerable ocasiones su casa sirvió como punto de hospedaje para los hermanos teósofos que visitaban Miami. Entre estos podemos mencionar a: John Algeo, Radha Burnier, Dora Kunz, Aryel Sanat, Betty Blanc y otros. Algunos de ellos visitaron Miami varias veces y siempre se quedaban en casa de René.
 
     
  Viajes  
     
            René y Cristina eran asiduos visitantes de Pumpkin Hollow, un conocido centro teosófico de retiro espiritual ubicado en Craryville, New York. Allá solían pasarse unas dos semanas cada vez que iban. Una vez, René salió bien temprano en la mañana en dirección hacia el bosque que rodea el centro con intenciones de sentirse más cerca de la Naturaleza y quizás meditar un poco. Paso el rato y al ver que no regresaba Cristina y los demás empezaron a buscarlo. Al cabo de más o menos una hora René apareció con el rostro lleno de satisfacción después de haber experimentado una corta meditación en la tranquilidad del entorno natural del lugar. No debe ser para menos, Pumpkin Hollow es un lugar de esplendida belleza natural. También visitaron la sede de la Sociedad Teosófica en Adyar, India; donde se hospedaron unos días. En otra ocasión visitaron La Argentina, durante el paseo allá, René quiso buscar la logia teosófica y al llegar y para sorpresa suya, le comunicaron que Radha Burnier llegaba al día siguiente.

          Le gustaba mucho leer y estudiar. Sus temas de lecturas variaban de la teosofía, pasando por la medicina, el idioma Ingles, la electrónica, la mecánica, la física, la botánica, la astronomía, etc. Le gustaba también escuchar la música clásica. Era habilidoso y sabia hacer virtualmente de todo, lo cual le sirvió para arreglar su vivienda, echando pisos, levantando paredes, cercas y portones, etc. Lo curioso es que para llevar a cabo estas labores de albañilería se fabrico el mismo una concretera. También hiso un aparato para destilar agua. Su destreza llego también a la logia para la cual fabrico la mesa, la pizarra y en compañía del hermano Oscar Socarras, la campana de apertura.

          La teosofía le cambio su vida para siempre. Su carácter fuerte y hasta a veces cerrado, se fue suavizando y cada vez se volvió más comprensivo. Por petición de Cristina, llego incluso a comulgar en la Iglesia Católico Liberal, algo que para él años atrás hubiera sido prácticamente impensable.  Vivió una vida ejemplar sin guardarle rencor a nadie.

          Fue buen esposo, buen padre de familia, buen amigo. No pudo llevar una vida junto a su Madre, pero de seguro hubiera sido también un buen hijo. Quiso a todos y  por todos se dio a querer. El sigue entre nosotros en la Logia Latina Jinarajadasa, y siempre que hacemos sonar la campana para iniciar una nueva sesión vibra con ella su memoria.
 
     
  Hermano  René Valdés Revert,  
     
  PRESENTE!  
     
     
  Nota:

El compilador de esta pequeña reseña biográfica de la vida del hermano René V. Revert desea manifestar su agradecimiento a la Señora Cristina Revert por la ayuda brindada en la realización de este trabajo. Sin su ayuda y paciencia el mismo no hubiera sido posible.